¿Es Posible un Apocalipsis Zombi? Toxinas

Quién iba a pensar que un pez y una planta contienen la mezcla de químicos ideal para convertirnos en zombis.

Zombi, una palabra tan perteneciente de la ciencia ficción y el miedo de los infantes, y a la vez, una posibilidad para nuestra especie. Esta vez, en segunda ocasión, exploramos este tema a través de una nueva variable en juego, las neurotoxinas.

Las neurotoxinas se conocen como sustancias capaces de alterar el funcionamiento del sistema nervioso en seres vivos. El sistema hemostático, encargado de regularizar y mantener en condición estable el interior del cuerpo, sufre fallos que perjudican los órganos vitales de la víctima. La vida de este cuerpo se pone en riesgo.

Existen neurotoxinas que disminuyen la velocidad del cuerpo humano hasta el punto en que se considera a tal persona muerta.

Fugu, a political and poisonous delicacy

Fugu, a political and poisonous delicacy (Photo credit: Wikipedia)

El pez globo fugu es una entidad que transporta este tipo de sustancias toxicas en su cuerpo. El consumo de este animal puede lograr que el cuerpo se paralice por completo, incluso cuando se sigue consciente de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Mientras se llega a un estado inmóvil, ataques de asfixia amenazan la vida de la entidad afectada. Así, de no ser auxiliado inmediatamente la víctima puede morir.

Fruit d'estramoni - Fruto de estramonio (Datur...

El alcaloide es un químico yaciente en las venas del estramonio, una planta  común en nuestro planeta y de mal olor.

El alcaloide  puede complementarse con las neurotoxinas del pez fugu para salvar a la víctima e inducir un estado de zombi. Un estado en el que la persona a pesar de estar viva no tiene control concreto sobre su cuerpo. Es entonces cuando el individuo afectado por las neurotoxinas del fugu y tratado con alcaloides regresa en un estado de trance. El sujeto presenta perdida de la memoria, dificultad al hablar, caminar, hacer fuerza y ejercer otras actividades motoras básicas de cada ser humano.

En Haití, en 1962, se dio a conocer el caso de un hombre que después de haber sido declarado muerto, 18 años máss tarde se le vio caminando las calles. Sin duda tal evento causó curiosidad hasta el punto en que las autoridades decidieron investigar el caso. Exitosamente, se dieron cuenta que curas de vudú en el área usaban la mezcla de fugu y estramonio para inducir estados de zombis en sus víctimas. Los individuos afectados eran entonces reclutados para servir como esclavos en plantaciones. A estas víctimas se les conocen como esclavos de la magia negra.

Seguiré entonces explorando posibilidades. Por el momento, ¿por qué no considerar las posibilidades ya encontradas?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s